Paper Tower
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Regitro de Personajes Inventados
Lun Oct 17, 2011 10:06 am por Camile Uchida

» Novelas y Mas {Elite}
Jue Ago 04, 2011 3:18 am por Invitado

» {+18}Invasores en el tiempo{Normal}
Sáb Jul 23, 2011 10:07 am por Invitado

» Salzburg Seelen COMIENZA LA PRIMERA TRAMA {+18} - Normal
Jue Jun 30, 2011 6:12 am por Invitado

» SOMEBODY TO LOVE (RECIEN ABIERTO)AFILIACIÓN ELITE
Jue Jun 02, 2011 9:25 pm por Invitado

» Gakkou Hokubu (afiliación vip) FORO NUEVO
Miér Mayo 25, 2011 10:09 am por Invitado

» SOMEBODY TO LOVE (RECIEN ABIERTO)AFILIACIÓN ELITE
Vie Mayo 20, 2011 9:38 pm por Invitado

» Russian Roulette {Elite}
Dom Mayo 15, 2011 11:40 pm por Invitado

» The After Of Breaking Dawn {normal}
Dom Mayo 15, 2011 4:13 pm por Invitado


Haz click para enviar MP

Foros Hermanos






Elite
Por motivos de apariencia los afiliados Elite serán redimensionados a 100x40















































Stándart
Aquí

Este foro ha sido ideado y diseñado en su totalidad por Emi {©milkbooks} cualquier tipo de plagio o copia "derivada" será denunciada a Foroactivo; siempre y cuando no se llegue a acuerdo en una conversación. Agradecimiento y crédito a: WWW.DEVIANTART.COM WWW.HOLLOWART.COM WWW.HITSKIN.COM WWW.FOROACTIVO.COM

Licencia Creative Commons
No se permite utilización comercial, copias, ni trabajos derivados de esta obra.
Paper Tower ©2011

Qué raro es todo {Libre}

Ir abajo

Qué raro es todo {Libre}

Mensaje por Meredditte L. Phorvish el Sáb Ene 22, 2011 9:51 pm

Dejaron una nota en la habitación del hotel, más precisamente en uno de los burós. Dijeron que iban de compras, que no me quedara en la pieza todo el día y que saliera a tomar aire libre, a pasear y descubrir la zona.

Sinceramente, no le había puesto atención a las calles cuando las recorría. Tenía hambre, y eso era lo único que sabía; porque aunque se preocuparon por dejarme dinero, no lo hicieron por dejar al menos un trozo de pan. En fin, simplemente iría al primer lugar que tuviese olor a café, pediría una taza y anotaría cualquier cosa en mi cuaderno.


Miró con aburrimiento a las personas que pasaban, sólo de soslayo. Ninguna le parecía interesante. La ciudad no le parecía atractiva. Era extraña, eso sí; jamás había visto tanta sumisión entre cada rostro que pasaba, y el olor que tenían las personas era parecido al de flores y pulcritud, pero era totalmente monótono. En otras ciudades, le hubiese parecido increíble; allí no. Sólo le daba curiosidad el por qué, pero nada más.

No tardó mucho para llegar a un café; su sentido del olfato era bastante potente como para haber atravesado las casas sin perderse, siguiendo el aroma. Entró y se sentó enfrente de una de las ventanas, mirando el paisaje. No le agradaba respirar el aire frío del invierno, y en ese local se encontraba más cálido, cosa que le agradó.

—¿Necesita algo, señorita? —Llegó enseguida la camarera, situándose al lado de la pelirroja.

Se acercó un olor a granos y leche, y supuse que sería quien atendería en ese lugar. Voltee a ver. Se trataba de una señorita con apariencia amable.

Hice una seña para que esperara, y cogí el cuadernillo que traía. Escribí "Café caliente, por favor". La señorita me miró un poco extraño, pero no tardó en volver a sonreír y decir algo, supuse que sería un "Enseguida" o algo parecido, así que no le tomé importancia. Dejé el cuadernillo sobre la mesa, por si algo surgía, y volví a mirar por la ventana, observando cómo la gente pasaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: Qué raro es todo {Libre}

Mensaje por Evah Galvez Dieb el Dom Ene 23, 2011 4:47 pm

Todos en casa estaban ocupados, había colaborado en la limpieza y sin embargo los demás no tenían tiempo para más nada, Mary ocupada y Ther había salido a Dios quien sabe donde.
Caminé hasta el café con paso lento, intentando buscar algo en que distraerme, llevaba un poco de dinero y decidí darme el gusto de un café con unas magdalenas donde reinara el nevazúcar. Empujé la puerta que chocó contra una campanilla y logro emitir ese sonido dulzón con el que todos sabían que alguien llegaba o partía de el lugar, tomé asiento en una mesa al lado de una ventana y esperé a que la mesera tomara mi pedido.

Suspiré me costaba hablar con los demás pero era tímida por naturaleza y no podía evitarlo la vida me había hecho de esa manera y era más fantástico aun saber que tu gemela era tu alma opuesta.
avatar
Evah Galvez Dieb

Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Qué raro es todo {Libre}

Mensaje por Meredditte L. Phorvish el Dom Ene 23, 2011 5:50 pm

Parecía que el día quizá no mejoraría. A pesar de su gusto por el poco sol, debido a la quemazón que le podría producir, era igual con el frío; mucho le podía causar quemazones. Aunque a decir verdad, no estaba tan mal, y parecía ser que la gente ahí ya estaba acostumbrada.

—Aquí tiene su café —se escuchó la voz de la camarera.

El olor a granos volvió a estar cerca. Voltee y vi cómo la señorita movía los labios y dejaba la bebida sobre la mesa. Hice un gesto de agradecimiento con la cabeza, cuando otro olor apareció en el local. La camarera vio a la joven que había pasado, y volvió a mover los labios.

—Enseguida la atiendo —dijo la mujer, y salió del campo visual, seguramente a traer su libreta para anotar los pedidos. Meredditte miró a la recién llegada, respirando su olor a dulces y algo de polvo y productos de limpieza.

Había la posibilidad de su presencia ahí para descansar. Qué más da, seguramente sólo tomará algo y se irá.

Meredditte le dio un sorbo a su café, seguido de un gesto de dolor por lo caliente que estaba y el contacto no placentero que había hecho el líquido con su lengua. Cogió una bocada de aire y empezó a soplar con delicadeza, para volver a sorber ya más tranquila de saber que no volvería a arder.

Miraba a la joven de reojo, pero mantenía más contacto con mi café. Era sólo para ver su rostro. Supongo que tengo una debilidad con las caras de las personas. El de ella se veía algo apagado. Me pregunté por qué.

Volver arriba Ir abajo

Re: Qué raro es todo {Libre}

Mensaje por Evah Galvez Dieb el Dom Ene 23, 2011 6:32 pm

-¿Qué le puedo ofrecer señorita?-Preguntó la mesera y giré mi rostro con lentitud hasta el de ella, suspiré y pensé en un rico latte caliente con mis pastelillos favoritos y me mordí los labios.
- Un latte caliente y 2 magdalenas con nevazúcar por favor- Pedí con respeto, timidez y voz baja pero audible.

La mujer que no era ni joven ni anciana, anotó cantó un "será un placer" y caminó a paso rápido hacía la barra donde estaba seguro iría a dar mi pedido y atender a otros mientras estaba preparado. Volví a apoyar mi cabeza en la ventana disparándome a mi propio mundo donde todo era color de rosa y no había tenido que vivir traumas infantiles y problemas familiares, sinembargo sentía que alguien me observaba, miré el lugar pero a simple vista no podía notar quien era.

Tamborileé mis dedos sobre la mesa y volví a mirar el lugar, esta vez más lento con ello pude captar que la única persona que parecía no haber visto nunca era una joven de piel pálida y que parecía frágil, tenía cabellos rojos y bebía de una taza. Parecía buena chica y por dentro deseaba darle la bienvenida, pero sería en falso sentirlo no era capaz de hablarle, no era como Ther expontanea y lanzada, era tímida y callada.

Me levanté de la mesa y corrí a sentarme a la de la chica desconocida, era la única manera de decirle que tenía compañia, ya que su mesa estaba sola y las contiguas también. Me quedé allí sin hablar, solo haciendo presencia, hubiera querido que alguien hubiera hecho por mi aquello cuando había llegado por primera vez a este lugar.

- Aquí tienes-
La voz de la mesera sonó y luego el latte y los pastelillos se meterieron en mi visión de la mesa, le sonreí a la mujer y exclamé un "Gracias" mientras se iba. Miré a la chica y empujé mi plato de magdalenas hacía ella ofreciéndole uno sin siquiera pronunciar palabras.
avatar
Evah Galvez Dieb

Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Qué raro es todo {Libre}

Mensaje por Meredditte L. Phorvish el Lun Ene 24, 2011 10:27 pm

Maldición.

Creí que la chica me vio, se dio cuenta de que la estaba observando. Era incómodo cuando se daban cuenta y no tenías el poder de justificarlo, porque la veía sólo por verla. Pensé que seguramente me reclamaría, o cambiaría de mesa, o mejor se iría. Habían muchas posibilidades y no la conocía como para calcularlo. Por suerte, si me reclamaba no la escucharía.


Meredditte observó con atención cómo la otra joven se paraba de su asiento. Debido a esa acción, se dispuso a mirar su café y a disimular -o tratar de hacerlo-, dándole sorbos más pequeños.

Sintió el aroma de la joven más cerca, y cuando se dio cuenta de sus intenciones, rápidamente apartó la libreta del centro de la mesa y la colocó a su lado, y volvió sus manos a la pequeña taza blanca del café.

No quiso mirarla. Si le decía algo, no lo sabría. Simplemente, sentía su presencia al frente de ella, y pensó que quizá simplemente ella deseaba mantener contacto con alguien. No olía como la mayoría de ahí, y le era agradable, pero no estaba segura de hacer algún tipo de contacto; por su frialdad, tampoco le interesaba mucho.

—Aquí tienes —apareció la camarera, colocando sobre la mesa la bebida de la otra joven, al igual que un plato de magdalenas, cuyo aroma le hizo agua la boca a Meredditte.

Olían muy bien, y tenían buena apariencia; pero eran de la señorita, hubiese sido descarado que tomara una. A pesar de su compañía, no me podía tomar tal libertad.

La joven de cabellos castaños empujó un poco el plato de los panecillos, y Meredditte la miró, negándose con la cabeza. No era propio de ella coger lo que no era suyo y no había pagado, no era propio de Meredditte querer abusar.

Aunque tomar una no era abusar. Aún así, preferí negarme. Además, con el café me bastaba, su sabor me agradaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: Qué raro es todo {Libre}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.